Mi lista de blogs

viernes, 26 de marzo de 2010

Torrent adelanta el cierre definitivo de la cantera de la sierra Prenxisa, Valencia

Torrent adelanta el cierre definitivo de la cantera de la sierra Prenxisa

El Ayuntamiento de Torrent, Valencia, adelantará seis meses el cierre definitivo de la cantera de la sierra Prenxisa. Era una de las prioridades del actual gobierno su cierre definitivo y no prorrogar por más tiempo la actividad para poder comenzar cuanto antes a recuperar la cantera situada en uno de los parajes naturales de la ciudad más importantes y de mayor valor ecológico, la serra Perenxisa. Su recuperación se realizará conforme al Plan de Protección de la Serra Perenxisa. El cierre de la cantera se hará efectivo el próximo 30 de junio momento en el que comenzará a desmantelarse la planta según el convenio firmado hoy por la alcaldesa de Torrent, María José Català, con los responsables de la empresa Aricemex. La cantera ha estado funcionando más de 40 años en un paraje natural, el de la sierra Perenxisa fruto de convenios firmados con las anteriores gobiernos municipales que incluso contemplaban la ampliación de la explotación hasta 2015. La desmantelación de todas las instalaciones de la empresa que explota la cantera tendrá que estar acabada para finales de año y así simultáneamente ya está trabajando el Consell de Parcticipaciò del Parc de la Serra Perenxisa sobre el proyecto de recuperación de la cantera, ya que desde el Ayuntamiento se quiere que todos los colectivos y ciudadanos que disfrutan de la sierra Perenxisa, quienes mejor la conocen, puedan aportar sus ideas para decidir cual es la mejor actuación. En un principio, el objetivo es devolver la cantera al estado inicial, antes de iniciarse la explotación de áridos en esta montaña de la sierra.
La cantera inició hace más de 40 años su actividad en la sierra Perenxisa en terrenos de titularidad municipal y que fruto de convenios firmados se arrendaron dichos terrenos para iniciar obras como fue el Plan Sur de Valencia y la extracción de áridos para obras.
El gobierno de de María José Català tenía como uno de sus objetivos el cierre y no firmar ningún otro convenio para prorrogar la explotación como se ha ido haciendo por parte de los anteriores gobiernos. La alcaldesa de Torrent explicó hoy que el cierre de esta cantera era una de las prioridades de nuestro gobierno porque nunca se debía haber prorrogado su explotación "de hecho nosotros no hemos permitido que este abierta ni un día más e incluso hemos adelantado su cierre seis meses antes de los previsto. Ahora, con nuestro gobierno va a llevar adelante el cierre de la cantera sin posibilidades de prorrogas dando cumplimiento así una reivindicación de todos los vecinos y vecinas de Torrent".
"Para nosotros no sólo era una prioridad sus cierre sino que ahora será otra el poder llevar adelante un plan de restauración que el Consell de Participación del Sierra Perenxisa está ya trabajando en el proyecto definitivo de restauración", explicó Català. Este Consell de Participación esta formado por ecologistas, cazadores, vecinos de urbanizaciones y agricultores que son los colectivos que más directamente están relacionados con la sierra.
A partir del día 30 de junio la empresa con el convenio firmado deberá comenzar a desmantelar toda la planta de explotación de la cantera para que el 31 de diciembre de este mismo año pase ya a disposición municipal.



lunes, 22 de marzo de 2010

Una cueva de Mallorca permitirá analizar el cambio climático de los últimos 5 millones de años



Una cueva de Mallorca permitirá analizar los cambios del clima en 5 millones de años


Actualizado 26-08-2009 16:47 CET

Palma.-  Investigadores del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) han descubierto una cueva en Mallorca que constituye uno de los registros continuos más importantes del planeta para realizar estudios paleoclimáticos y analizar los cambios en el clima durante los últimos cinco millones de años.

La cueva, bautizada como "Cronos 1", es "uno de los mayores y mejor expuestos registros continuos del mundo" para estudiar el paleoclima, el paleoambiente y las oscilaciones del nivel del mar desde el Messiniense y Pleistoceno superior, y en la actualidad se encuentra expuesta en superficie por haber sido explotada como cantera de falsa ágata, según ha informado el IGME en un comunicado.

El hallazgo efectuado en la costa, en el municipio mallorquín de Santanyí, incluye un importante conjunto de "espeleotemas", unos afloramientos que permitirán descifrar los cambios climáticos del pasado y su impacto sobre las regiones y civilizaciones que habitaron el Mediterráneo occidental y oriental, especialmente durante los últimos 10.000 años.

La importancia del hallazgo radica en que "los pulsos abruptos del clima que ocurrieron en los últimos 10.000 años (Holoceno) y su impacto sobre las civilizaciones y asentamientos del Mediterráneo (mesopotámicas, egipcias; griegas; romanas o íberas entre otras) son todavía inciertos y muy discutidos", según el IGME.

La evolución del clima más estudiada y documentada hasta el momento son los eventos climáticos críticos fríos y sus efectos que han sido estudiados en diferentes lugares de la Tierra, como la Antártida o Groenlandia.

El investigador del IGME, Pedro Agustín Robledo, ha explicado que "las cuevas son como pequeños continentes antárticos pero distribuidas en diferentes zonas del planeta".

"En ellas se puede analizar con gran precisión el clima del pasado y reflejan la señal climática de una zona relativamente concreta, y en este caso, tenemos en torno a 5 millones de años al descubierto", ha subrayado.

"La posibilidad de estudiar los periodos secos-cálidos o fríos en el mediterráneo occidental es clave, ya que parecen estar asociados a fuertes sequías e importantes olas de calor", ha indicado Robledo, así como también a las rápidas caídas de las reservas de agua dulce disponibles, la distribución y movilidad geográfica de algunas civilizaciones e importantes procesos migratorios.

El equipo investigador está a la espera de las dataciones absolutas, pero anuncia que los estudios futuros se centrarán en la reconstrucción del clima del pasado y ofrecer un mayor conocimiento de los efectos de estos periodos climáticos críticos sobre regiones y poblaciones, lo que puede ayudar a prevenir y mitigar los previsibles efectos futuros el cambio climático.

En los trabajos previos de investigación, colaboran con el IGME la University of Stony Brook (de Nueva York), Texas A & M University, University of Minnesota y University of Birmingham, entre otras.

La cueva ha sido propuesta como Lugar de Interés Geológico (LIG) de Baleares, dado su valor patrimonial, y será objeto de debate en los próximos congresos internacionales del "27th Meeting del International Association of Sedimentologists" y "X Congreso Internacional Sobre Patrimonio Geológico y Minero, que se celebrarán a finales de septiembre en Cerdeña y Coria (Cáceres), respectivamente.





martes, 16 de marzo de 2010

España, a la pesca de los minerales marinos





En los océanos, que cubren las dos terceras partes de la superficie
terrestre, están, totalmente inalteradas, las mayores reservas
minerales de la Tierra, tanto en cantidad como en concentración. Ahora
el mar se perfila, de la mano de la investigación y de la tecnología,
en una nueva frontera para la minería, mucho más cercana aunque no más
conocida, que la Luna.

Una frontera de gran interés económico en la que la comunidad
internacional, a través de la ONU, ha abierto una vía original de
cooperación que declara patrimonio común de la humanidad los fondos
marinos sin soberanía adjudicada y regula las actividades en éstos. Un
cambio histórico para el derecho internacional.

En los fondos marinos hay depósitos de minerales que contienen casi el
60% de los 103 elementos químicos conocidos. En los últimos años la
demanda de algunos de estos recursos, como los metales más escasos
(cobre, oro, plata, platino, cobalto, níquel), ha aumentado
espectacularmente (hasta que llegó la recesión) mientras decrece el
número de explotaciones mineras terrestres. Las empresas empiezan a
mirar a los fondos marinos para cubrir la demanda futura, que prevén
que se dispare con el desarrollo de países asiáticos como China e
India. El mercado puede surgir en unos 15 años, si se mantiene un
esfuerzo continuado de investigación, prospección y exploración, y si
se regula adecuadamente.

La principal preocupación es el impacto ambiental y la principal
garantía en aguas internacionales es la regulación y supervisión a
través de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos (ISA),
organización autónoma pero relacionada con la ONU, creada hace 10 años
y con sede en Jamaica. La Zona, como se llama simplemente el área
sobre el que tiene autoridad la ISA, son los fondos oceánicos fuera de
las zonas de jurisdicción nacional -unos 260 millones de kilómetros
cuadrados, una superficie equivalente a casi el 50% de la terrestre y
también donde se dan las mayores profundidades medias-. La Zona está
totalmente inalterada, ya que ni siquiera han llegado allí las
plataformas petroleras.

A finales de abril, representantes de 160 países, entre ellos España,
decidirán si aprueban o no las normas para la exploración, que no
explotación, de los recursos minerales en los campos de chimeneas
hidrotermales en el fondo del mar, a profundidades de miles de metros
y en aguas internacionales. Han pasado ya 10 años desde que se
emitieron las primeras normas, para los campos de nódulos
polimetálicos, que exploran varios consorcios, todos ellos en el
Pacífico. La próxima asamblea de la ISA es, por tanto, un hito
histórico, ante el que hay gran expectación en el ambiente de la
minería marina experimental y en el de la conservación marina.

"Estamos progresando en la regulación de los distintos tipos de
yacimientos y nos preocupa especialmente la protección del
medioambiente", aseguró Nii Allotey Odunton, secretario general de la
ISA, cuando asistió en Madrid hace unos días al primer seminario que
esa entidad celebra en Europa, en colaboración con la Fundación Areces
y el Ministerio de Asuntos Exteriores español. Odunton anunció que la
asamblea de abril se celebrará bajo presidencia española, en este caso
del embajador en Jamaica, Jesús Silva, en su calidad de representante
permanente ante la ISA.

"Hasta ahora la falta de tecnología para trabajar a grandes
profundidades ha impedido la explotación de los recursos minerales en
aguas profundas", explica Silva, "pero muy pronto puede ser rentable y
ya hay países que están tomando posiciones, como China, India,
Alemania, Corea o Japón. España tiene que empezar a situarse". El
debate que se plantea ahora, según Silva, es cómo asegurar la
sostenibilidad y el mínimo impacto ambiental de las explotaciones
mineras, así como el reparto equitativo de los recursos en un área
definida como "patrimonio común de la humanidad" en la Convención de
Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

La organización conservacionista WWF es observadora en la Autoridad
Internacional de los Fondos Marinos. Pero José Luis García Varas,
encargado del tema en España, ve todavía muy lejana la minería marina
"sobre todo por el desconocimiento que existe sobre la riqueza
biológica de los fondos marinos para poder hacer una explotación
racional de los recursos sin destruirla". WWF es partidaria de otras
soluciones para la escasez de materiales, como la eficiencia y el
reciclado. En el mar aboga por el principio de precaución pero
reconoce que el código minero que articula la ISA es bienvenido,
aunque sería necesario establecer reservas integrales en áreas
especialmente ricas en vida en las que se prohibiera la minería. "Nos
importa mucho seguir el proceso y ver lo que ocurre, especialmente que
se tenga en cuenta el impacto ambiental no sólo en las zonas mineras
sino en las adyacentes", dice García Varas.

"Cualquier tipo de extracción que se realice en un medio tan sensible
como es el marino conlleva un importante factor de riesgo, por lo que
sus impactos deben ser analizados con detenimiento y con rigurosidad
superando en cualquier caso los oportunos estudios de impacto
ambiental", dice por su parte Xavier Pastor, de Oceana. La postura de
esta organización es totalmente contraria a las prospecciones
petroleras actuales y propugna el desarrollo de la energía eólica
marina, de mucho menor impacto ambiental.

Todavía no se sabe exactamente la delimitación de La Zona, porque está
siendo afectada por el proceso de ampliación de la plataforma
continental (de las 200 millas de la Zona Económica Exclusiva actual a
las 350 millas posibles), que están reclamando ante la ONU casi todos
los países con costas, incluida España. Esta ampliación da derecho
sobre los fondos pero no sobre los recursos pesqueros, ya que cuanto
más lejana de la costa es la zona considerada menos soberanía tiene el
país.

El coordinador científico de los trabajos para la ampliación de la
plataforma continental española, Luis Somoza (del Instituto Geológico
y Minero), señala que España tiene la oportunidad de situarse en la
minería marina sobre todo a través de la exportación de investigación
y tecnología, mediante consorcios con países en desarrollo. Por
ejemplo, en el golfo de Cádiz, en aguas territoriales españolas, se
han descubierto chimeneas y volcanes de gas cuya investigación permite
obtener conocimientos que se pueden aplicar en otros lugares.

"La ISA es una organización singular desde el punto de vista de la
legalidad internacional porque puede realizar contratos para dar
concesiones", explica su asesor legal Michael Lodge. Además de
disponer de los fondos que aportan los Estados miembros, cobra por las
concesiones de exploración minera a varios países: Japón, Corea,
China, India, Francia, Rusia, Alemania y un consorcio de naciones del
Este de Europa lideradas por Polonia. Todos ellos estudian los ricos y
amplios yacimientos de nódulos de ferromanganeso en una franja del
Pacífico nordeste (la región Clarion-Clipperton) a profundidades que
pueden superar los 5.000 metros.

El contrato que tienen con la organización les da derechos exclusivos
de explotación para el futuro, cuando se regule. Las concesiones se
pueden dar a países y a empresas públicas, así como a empresas
privadas siempre que estén avaladas por el país en el que tengan su
sede. Son por 15 años y existe el compromiso de regular la explotación
-el paso final- en un plazo de dos años a partir del fin del periodo
de concesión.

Los países no miembros de la ISA y sus empresas podrían teóricamente
hacer lo que quisieran en las aguas internacionales sin ajustarse a
reglas, pero no es tan sencillo. El máximo ejemplo es Estados Unidos,
que no es miembro de la ISA, aunque todo el mundo espera que lo sea en
breve. ¿Por qué? Pues porque tiene gran interés en ampliar su
plataforma continental, especialmente en las ricas aguas petroleras
del golfo de México, y la única forma de hacerlo es en el marco que ha
establecido la ONU y que pasa por la pertenencia a la ISA.

A corto plazo, todos los ojos están puestos en las actividades de la
empresa Nautilus Minerals en aguas territoriales de Papúa Nueva
Guinea. Serían los primeros en extraer, para fines comerciales,
minerales de las chimeneas de sulfuros metálicos cuya exploración en
aguas internacionales se va a regular próximamente. El depósito
Solwara 1 que quieren empezar a explotar a finales de este año consta
de al menos 870.000 toneladas métricas, explica el experto
estadounidense Charles Morgan. Los estudios previos indican las
siguientes concentraciones: cobre; oro, 4,8 gramos por tonelada;
plata, 23 gramos por tonelada y cinc 0,4%, según la empresa de
consultoría Golder Associates.

En estas chimeneas en las dorsales oceánicas se reproduce el proceso
de formación de corteza terrestre que dio lugar a los yacimientos
mineros terrestres actuales. Por ahora, las actividades mineras en el
mar serían a mar abierto, equivalentes a la minería a cielo abierto en
la superficie seca y distintas de las perforaciones petroleras, que
pinchan bolsas de hidrocarburos y gas situadas por debajo de la
superficie.

Sin embargo, las explotaciones en el mar de la industria petrolera, ya
maduras, han sido el motor principal de la tecnología necesaria para
la minería marina a gran profundidad. De hecho, en los últimos cuatro
años se han establecido plataformas petroleras en aguas de 2.500 y
2.600 metros de profundidad.

Por ahora, a pesar del optimismo reinante, son muy pocas las empresas
que se animan a intentar la minería marina. Algunos expertos explican
que la industria minera es muy conservadora y otros recuerdan que es
tanto lo que todavía no se sabe que la explotación está todavía lejos.

Yacimientos

A GRAN PROFUNDIDAD

- Campos de nódulos polimetálicos, con el aspecto de cantos rodados,
de forma esférica, con medidas y peso variables y una alta
concentración de una docena o más de metales diversos, entre ellos
níquel, cobalto, molibdeno, cobre, manganeso, hierro y aluminio,
además de las valiosas tierras raras.

- Chimeneas de sulfuros polimetálicos, asociadas a sistemas termales
en las dorsales oceánicas en los que hay extrañas formas de vida, como
los gusanos tubulares. Tienen, entre otros metales, oro, plata,
platino, cobre, níquel y cinc.

- Costras de ferromanganeso rico en cobalto en montanas submarinas.
También tienen cobre y níquel, entre otros metales. Difíciles de
extraer.

- Hidratos de metano (el gas natural en estado sólido por la baja
temperatura y alta presión).

domingo, 14 de marzo de 2010

Santa Marta pretende recuperar sus viejas minas como recurso turístico, Extremadura

Santa Marta pretende recuperar sus viejas minas como recurso turístico

Esta iniciativa ha sido presentada hoy en esta localidad pacense, donde pretenden convertir a las minas en el buque insignia del turismo local, tras haberse desarrollo un proyecto de puesta en valor de este conjunto minero, financiado por la Dirección General de Minas.

Un proyecto que plantea la urbanización del poblado minero, la recuperación de más de 500 metros de galerías mineras, y la reconstrucción del viejo poblado minero, para cuya ejecución se está buscando financiación.

Tras unos años de intensa investigación minera en Santa Marta, en el año 2008 se presentó un expediente de caducidad de los derechos mineros, ya que los estudios concluyeron que no existían reservas suficientes para una explotación minera de los yacimientos santamartenses.

Ante esta situación, el geólogo José María Fernández Amo propuso al Ayuntamiento la posibilidad de explotar estos recursos desde una perspectiva turística, una opción que el alcalde, Jorge Vázquez Mejías, aceptó con agrado.

Para dar a conocer este proyecto, el Ayuntamiento ha organizado para finales de este mes las I Jornadas de Geología, Minería y Patrimonio de Extremadura, en las que colabora la Junta de Extremadura, el Colegio Oficial de Geólogos de España, la Asociación de Cuevas Turísticas de España, el Instituto Geominero de España, la Asociación Geológica de Extremadura y colegios oficiales de ingenieros técnicos de minas.

En ellas se darán cita técnicos especializados en el patrimonio geológico y minero de España y Portugal, y ofrecerán actividades como talleres infantiles y juveniles en los que los niños podrán aprender a batear oro y plata, además de identificar minerales y conocer sus aplicaciones y excavar fósiles como cualquier paleontólogo.

Las jornadas tendrán también una vertiente etnográfica y festiva, ya que se han orgaizado una serie de excursiones a las minas y al Museo Geológico y Minero de Santa Marta, donde está expuesta una de las mejores colecciones de minerales de España.

El principal potencial de las minas, desde el punto de vista geológico, es una paragénesis mineralógica (asociación de minerales) única a nivel mundial y dentro de la misma destaca la calderonita, una nueva especie mineral descubierta en Extremadura que ha suscitado el interés de centenares de mineralogistas.

Desde el punto de vista minero quedan numerosos restos del patrimonio, entre los que destacan dos minas con más de quinientos metros de galerías en perfectas condiciones de seguridad para su visita, un castillete minero de mampostería, una galería de exterior entibada en piedra y ladrillo rústico que se usaba para la salida de vagonetas y un poblado minero con más de treinta viviendas. EFE





miércoles, 10 de marzo de 2010

Mina de Reocin, Cantabria

En 2003, tras 140 años de explotación y 80 millones de toneladas extraídas, el que fuera mayor yacimiento de zinc de Europa cerró para siempre. En un convenio con el Gobierno regional, representado por un antiguo vecino de 'La Luciana', José Luis Gil, todas las propiedades de la mina pasaron a ser públicas.

Un inmenso lago artificial queda de todo aquello. El antiguo hospital minero es ahora un centro de interpretación medioambiental. Las elegantes oficinas, con las fotos de los Reyes visitando la mina, son dependencias de una empresa pública. La escombrera se vistió de montaña y 'La Viesca' es un parque. Sólo el altivo castillete del Pozo Santa Amelia recuerda el pasado.

Fuente: El Diario Montañés

Texto: Nieves Bolado

Imagenes: Eduardo Pardo de Santayana, Luis Palomeque, Panoramio.

Reacciones: 
No hay comentarios: Enlaces a esta entrada
Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal